Alianza Biodiversidad

Agronegocios, acaparamiento de tierras y transgénicos detrás del golpe de estado al presidente Lugo en Paraguay

Fecha de publicación: 25 junio, 2012

Nuevamente América Latina se ve sacudida por la violación a las instituciones democráticas de la mano de los intereses corporativos del agronegocio.

Un compleja trama en la que miles de campesinos sin tierra ven avanzar a los grandes productores brasileños sobre Paraguay para sembrar soja transgénica junto a la embestida contra el gobierno para introducir definitivamente los transgénicos en todo el país concluyó en un golpe de Estado “express” en el que los aliados políticos del agronegocio actuaron rápidamente destituyendo al presidente sin cumplir con los mínimos requisitos institucionales ni el debido proceso.

Los intentos de destituir al titular del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal (Senave), Ing. Miguel Lovera con un listado de acusaciones que incluía su posición “en contra de la producción agropecuaria moderna” por parte de la Unión de Gremios de la Producción (UGP) y el intento por liberar los transgénicos que era explícito en el tractorazo prometido para el 25 de junio dejan al descubierto la lucha por torcer el brazo de un gobierno que, con muchas limitaciones, había empezado a dialogar con los movimientos campesinos. Ni bien se produjo la destitución del Presidente Lugo la medida de fuerza del agronegocio fue suspendida.

También la situación de la tierra y su desigual distribución con el 85% de las tierras, unas 30 millones de hectáreas, en manos del 2% de propietarios (1) sumada a la penetración de productores brasileños produce una permanente tensión en la que la violencia parapolicial y por parte de las fuerzas públicas es cosa de todos los días y es acompañada por la criminalización de las luchas campesinas. La matanza de Curuguaty, ocurrida el 15 de junio, fue resultado de estas tensiones y los confusos hechos que concluyeron en la muerte de 6 policías y 11 campesinos fueron la excusa que desató este golpe institucional.

Desde la Alianza Biodiversidad condenamos el golpe que ha recibido el rechazo de todo el pueblo paraguayo y denunciamos a las grandes corporaciones del agronegocio con Monsanto y Cargill a la cabeza como responsables junto a los grandes terratenientes locales y los políticos cómplices de este golpe. Están ampliamente demostrados los vínculos e intereses comunes de estos sectores (1).

Al mismos tiempo compartimos el apoyo recién expresado al presidente constitucional Lugo por parte de UNASUR cuyos cancilleres constataron la falta de “respuestas favorables a las garantías procesales y democráticas que se les solicitaron” al Vicepresidente Federico Franco, dirigentes políticos de diversos partidos y autoridades legislativas.

Al mismo tiempo acompañamos al pueblo paraguayo en su resistencia y nos comprometemos a sostener la denuncia de ilegitimidad del actual gobierno y a no no cejar hasta que se logre la restitución de las instituciones democráticas y las reinvindicaciones de las organizaciones campesinas y pueblos indígenas de Paraguay.

¡Hoy todos somos Paraguay!

REDES-Amigos de la Tierra, Uruguay
GRAIN, Chile y Argentina
ETC Group, México
Campaña Mundial de las Semilla de Vía Campesina, Chile
Grupo Semillas, Colombia
Acción Ecológica, Ecuador
Red de Coordinación en Biodiversidad de Costa Rica, Costa Rica
Acción por la Biodiversidad, Argentina
Sobrevivencia, Paraguay
Centro Ecológico, Brasil
CLOC – Vía Campesina, América Latina

Fuente: Principal
Última modificación: 25 de junio de 2012 a las 05:06
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.