POSICION DE LA RED DE COORDINACIÓN EN BIODIVERSIDAD

PROTOCOLO NAGOYA SOBRE ACCESO A LOS RECURSOS GENÉTICOS Y PARTICIPACIÓN JUSTA Y EQUITATIVA EN LOS BENEFICIOS QUE SE DERIVEN DE SU UTILIZACIÓN AL CONVENIO SOBRE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA

Fecha de publicación: 25 septiembre, 2012

Para ver texto completo descargue el archivo adjunto

POSICIÓN DE LA RED DE COORDINACIÓN EN BIODIVERSIDAD

Considerando todo lo anterior, la Red de Coordinación en Biodiversidad concluye que el PN no cumple con los objetivos de defender los recursos genéticos y el conocimiento asociado a ellos. El haber aprobado un documento cuya filosofía fue eliminar los aspectos más contenciosos—como la interrelación entre los derechos de propiedad intelectual y los derechos de los pueblos—con tal de no llegar con las manos vacías a la COP-10, se constituyó en la aceptación de un tratado que tarde o temprano o bien fracasará o bien será un instrumento en contra de los objetivos del CBD. El mismo Braulio Ferreira de Souza Dias, nuevo secretario ejecutivo del CBD, comentó en una entrevista reciente 1 que el tema del “cumplimiento” tal como está establecido en el PN , ha demostrado ser verdaderamente algo difícil—y se relaciona con los derechos de propiedad intelectual. El problema, continuó Dias, es que:

“...las empresas privadas están preocupadas por la divulgación de información sobre el origen de los materiales. Esto es un tema delicado para ellas, porque no quieren perder competitividad. No quieren que sus competidores sepan hacia donde están dirigiendo sus inversiones. Al mismo tiempo, necesitamos la seguridad de que se respeten a los países proveedores y a sus comunidades indígenas. El punto es cómo hacemos eso a la par de guardar la confidencialidad pero al mismo tiempo necesitamos asegurar que lo que se acuerda se ejecute”

En la Red de Coordinación en Biodiversidad consideramos que apostar así, en el vacío, a favor de un Tratado que dejó conscientemente los términos más importantes sin abordar, es un gran error. El Tratado Nagoya no proporcionaría certidumbre legal a los facilitadores de los recursos y el conocimiento asociado, y más bien debilitaría los esfuerzos nacionales de implementación del CDB y generaría obligaciones económicas y diplomáticas que es indispensable tomar en cuenta. Por último, es importante comentar que a la fecha, después de casi dos años de haber sido aprobado, este Tratado sólo ha sido ratificado por seis países, entre ellos sólo uno considerado megadiverso. Por todo esto, invitamos a los señores y señoras diputadas a no ratificar este convenio.
Fuente: Principal
Última modificación: 25 de septiembre de 2012 a las 02:09
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.