Federación Ecologista Costarricense - FECON

TERCERA CARTA PÚBLICA DEL MOVIMIENTO AMBIENTAL A CELSO GAMBOA, EN VIRTUD DEL ASESINATO DE JAIRO MORA SANDOVAL Y LA IMPUNIDAD EN COSTA RICA

Aunque sea un ejercicio vano intentar desde la Sociedad Civil obtener una respuesta de Su Majestad, el hoy Honorable Ministro de Seguridad Celso Gamboa, hacemos este tercer intento, en virtud de que el Sr. Gamboa sigue cobrando sus honorarios del erario público y que en ese mismo período crece la impunidad para todos aquellos que toman la decisión de cometer delitos contra la vida de los ecologistas.

Estimado Sr. Gamboa:

Una vez más acudimos a este mecanismo de comunicación con Ud. en virtud de que Ud. tiene responsabilidades que atender en relación con el asesinato de Jairo Mora y en el convencimiento de que Ud. no cumple con este deber. Asimismo, hacemos de su conocimiento que a partir de sus últimas acciones al respecto ya no sólo analizamos sus acciones actuales como Ministro de Seguridad, sino también las realizadas como Ex Viceministro de Seguridad y Comisionado anti Drogas de la anterior Administración, y también que tenemos en cuenta su papel de Fiscal previo a las designaciones mencionadas.

Ante todo realizaremos un breve recuento de sus acciones en el seguimiento del caso Jairo Mora, atendiendo a la información pública y a su participación en dos reuniones con nosotros en el MINAE en ocasión de las sesiones de trabajo que al efecto le convocara el Ex Ministro del Ambiente, de lo cual queremos rescatar:

1. Lo mejor que ha obtenido el movimiento ambiental de nuestras demandas a Ud., hoy Ministro de Seguridad, es “el ofrecimiento de Celso Gamboa de recibir a los voluntarios ambientales en la Reserva de la Fuerza Pública con la invitación a que tramitemos permisos de portación de armas y nos defendamos por vía armada”. En nuestro criterio, tal como se lo externáramos en esa misma ocasión esto no sólo es una propuesta absurda sino que coadyuva a la evasión de sus responsabilidades institucionales y promueve una “guerra” a la “cultura de paz” de nuestro accionar ecologista y de nuestra nación.

2. Ud. acompañó a su colega Ministro de Ambiente de la Administración anterior cuando hicieran una cordial visita a los Tribunales en Limón intentando presionar a dicha dependencia para la resolución del asesinato de Jairo.

No perdemos de vista, Don Celso, algunos de los logros de su Policía, que hoy nos interesa rescatar. Por ejemplo, el 11 de mayo del 2014 EL NACIONAL de Venezuela informó que desde agosto 2013 a esa fecha, mayo del 2014, fueron detectados por nuestro Ministerio de Seguridad en Moín cinco barcos procedentes del Puerto Turbo de Colombia portando droga. Como Ud. recordará, el asesinato de Jairo Mora se produjo el 31 de mayo de 2013 y según esta información de prensa internacional, desde agosto del 2013 a mayo del 2014, en Moín se ha decomisado 5 embarcaciones con droga, sólo provenientes de un puerto colombiano. Estamos seguros de que Ud. podría mejorar mucho estas estadísticas demostrando que Playa Moín, tal como lo señalara el Ex-Presidente Piva es “una zona donde se desembarca mucha droga, de parte del narco, sobre todo colombiano, que viene transportando droga hacia el norte, y, posiblemente, el muchacho que estuviera expuesto durante las noches a la vigilancia de tortugas, pues se expuso muchísimo ante los narcotraficantes”

Tenemos sumamente presente su comunicación pública de que REPRUEBA que “Ministros de Estado marchen contra la Corte”, en una evidente alusión a la presencia del actual Ministro del Ambiente en nuestra manifestación del jueves anterior frente a la Corte Suprema de Justicia reclamando que cese la impunidad y que se condene a los asesinos de Jairo y se esclarezcan las muertes de otros ocho activistas ambientales muertos y/o asesinados en los últimos 25 años en nuestro país.

También tenemos presente su omisión, en esta comunicación, de la presencia de 7 Diputados de la República en dicha actividad, la cual poco aporta a la nueva pretendida “soberanía de poderes” donde nadie puede referirse a nada, como si el interés del bien común y el interés público y la realidad en si misma pudiera ser partida en pedacitos y adaptada a la división de poderes…

En virtud de lo planteado, Don Celso queremos manifestarle nuevamente, que:

a) Como Ud. bien conoce la LEY GENERAL DE POLICÍA1, en su Artículo 10.- Principios fundamentales, señala que “En el cumplimiento de sus funciones, los miembros de las fuerzas de policía deberán respetar las siguientes normas: a) Observar la Constitución Política, los tratados internacionales y las leyes vigentes”. c) …Además, proteger las libertades ciudadanas, la dignidad de las personas y los derechos humanos

b) Es un DEBER de la Policía reprimir los delitos, tal como lo establece dicha Ley en su Artículo 4 y 22.

c) Los delitos ambientales, Don Celso, son delitos y como tal deben ser reprimidos por la Policía. De hecho, las últimas manifestaciones de Jairo en las redes se referían a que esperaba el auxilio de la Policía. No del MINAE, ni de la Fiscalía, ni del OIJ. De la Policía.

Además queremos agregarle, que:

d) Ni las autoridades del Ministerio de Seguridad ni los efectivos que luchan contra el narcotráfico (Ud. está dedicado a estas funciones hace más de 5 años) pueden “lavarse las manos” en lo que les compete con la muerte de Jairo.

Al respecto, nos interesaría que informe a la ciudadanía acerca de sus acciones para dilucidar si la muerte de Jairo tuvo alguna relación con las actividades del narcotráfico que su institución reporta que reprime exitosamente en Playa Moín, donde como es conocido por toda nuestra sociedad “ejecutaron” a Jairo con acciones de violencia semejantes a los métodos de ajustes de cuenta del narco.

En el caso de que su respuesta sea negativa, quisiéramos recordarle el Inc h) del Art. 8 de la Ley ya mencionada, que reza:

“Son atribuciones generales de todas las fuerzas de policía: ….

h) Colaborar con los tribunales de justicia, el Ministerio Público, la Procuraduría General de la República y la Contraloría General de la República, en todas las actuaciones policiales requeridas y remitirles los elementos probatorios y los informes del caso, según corresponda.”

Y siendo que el caso de Jairo es público y notorio y ya que Ud. ha actuado en los procesos relacionados con este caso, nuestra interrogante concreta a Ud., enmarcada en las declaraciones del Ex Presidente Piva, es: ¿UD. como jerarca de Seguridad en el país, en cualquiera de los puestos públicos ocupados en los últimos años, no ha pensado que quienes asesinaron a Jairo fueron simplemente “mandados” para “desocupar” Playa Moín?

e) Ante su falta de accionar en el caso que nos compete, nos ha llamado profundamente la atención que pretenda el silencio cómplice de todos aquellos que no pertenezcan a la Fiscalía, ante hoy en pleno cuestionamiento de parte de la sociedad civil.

Al respecto, es nuestro interés señalarle Don Celso, que Ud. al actuar en defensa de la Fiscalía, en su condición de ex Fiscal, lo único que logra es exacerbar el sentir popular y lejos de contribuir a construir soluciones arroja combustible a una hoguera.

Es pública la inconformidad social con el sistema de justicia. Los costarricenses somos testigos de lujo de las quejas de sus mismos policías que se juegan la vida para detener a ladrones que el mismo sistema judicial manda a las calles casi que automáticamente. También sabemos que los delitos de cuello blanco son castigados con penas mínimas y ahora estamos presenciando cómo descaradamente, asesinos que han aceptado sus crímenes son liberados….

[1] Ley No. 7410 del 26 de Mayo de 1994, Publicado en El Alcance No. 16 a La Gaceta No. 103 del 30 de Mayo de 1994

Última modificación: 3 de febrero de 2015 a las 23:35
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.